• Inici
  • Opinió
  • "Que se filtren por las paredes", per Antón Miralles

"Que se filtren por las paredes", per Antón Miralles

| Antón Miralles | Opinió
"Que se filtren por las paredes", per Antón Miralles

Font: Pixabay

La literatura española nos ha dejado una cantidad de obras maestras que muchos (yo uno de ellos) no supimos leer ni valorar como se han merecido. El título de hoy pertenece al "Don Juan Tenorio", un diálogo entre Don Juan y su siervo Ciutti, en el que Don Juan, invoca a los muertos, si los hay, a que se filtren por las paredes.

¿Cuántos muertos tiene Ud, querido lector? ¿Le gustaría volver a encontrarse con alguno? Se expresa a menudo un deseo imposible de hacerse realidad pero por el que se ofrecen cantidades de dinero, extraordinarias o imposibles de conseguir, para volver a estar algún tiempo, casi siempre se hacen votos por un espacio de tiempo muy corto, con la persona perdida (desaparecida). Yo, y creo que muchos que están leyendo esto, lo he pensado incontables veces, sabiendo que es una utopía inalcanzable. Y no me creo esa patraña del juicio final donde (supuestamente) nos vamos a ver las caras todos. ¿Cómo nos van a colocar? ¿Va a ser un juicio con abogado defensor y fiscal?

¿Con testigos, con pruebas? ¿Quién dictará sentencias? ¿El "buen" Dios? ¿Se podrán apelar las sentencias? Miren que el concepto de eternidad es algo en donde no hay reloj. Los curas que conocí siempre nos aterraban con la horrenda eternidad. Se quedaban un rato largo estirando la "a" final de la "Eternidaaaaaaaaaaaaaaad", aquel fuego eterno que te va a poner el cuerpo "vermell como un titot" (que decía Eugenio en uno de sus chistes). Les voy a contar un secreto que va a dejar de serlo en este mismo momento: A lo largo de mi vida, cada vez que en alguno de mis sueños recordaba a un familiar (o amigo) muerto, no pasaba nunca más de un mes cuando palmaba otro miembro de la familia. Nunca llevé registro de mis sueños para poder cargar con la culpa al difunto soñado, pero les aseguro que sucedía. Y entonces me venía a la cabeza un "mantra" siniestro que manejaban los cartujos o trapenses, vaya usté a saber), que decía "Morir debemos" y otro contestaba: "Ya lo sabemos"…

Que continúe la farsa. Nos vemos en el infierno.

Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

Antón Miralles

Bilbao, 1954. Resultó ileso tras pasar más de diez años en un colegio de jesuitas, la mili obligatoria en el moro, un par de decenas de años en la banca y otro Antondecenio en varias profesiones honestas. Deportista voluntarioso, lector empedernido, viajero entusiasta, melómano -rock setentero principalmente- y ateo gracais a Dios. Dni a parte, el único carnet que ha llevado alguna vez ha sido el de socio del Athletic Club de Bilbao. Integrante de los tristemente célebres "cinco millones", ha comenzado a escribir para labrarse un futuro próspero y recolectarse algo de "fondos" para la vejez, que está a la vuelta de estas páginas. Su único propósito es entretener, dice. Las obras maestras ya las han escrito otros.

L'article té 181 lectures

Biar Digital no subscriu necessàriament les opinions dels seus col·laboradors i col·laboradores.

Pots enviar els teus escrits juntament amb alguna fotografia a Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la..

(Aquesta informació es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en aquesta pàgina).