• Inici
  • Opinió
  • "Zoología de andar por casa", per Antón Miralles

"Zoología de andar por casa", per Antón Miralles

| Antón Miralles | Opinió
"Zoología de andar por casa", per Antón Miralles

La mujer, madura, ya pasados los sesenta, se paraba delante de mi casa, TODOS los días, y cosechaba bronca tras bronca de los vecinos, pues traía su cucurucho de pan duro que tiraba por el suelo, a las dos de la tarde, con puntualidad británica. No sé de zoología, pero estoy seguro de que las palomas tienen un lenguaje propio. Si no, no es posible que se citen a la misma hora todos los días para picotear, nunca mejor dicho, los trocitos de pan duro (imagino) que les traía la veterana.

Los vecinos montaban escándalo a la señora, pues las palomas son unos bichos muy antipáticos, y sus cacas no las recoge ningún propietario, como las de los perros, y si tienes la desgracia de que te cae en la ropa, dala por perdida, pues es puro ácido y no hay detergente que arregle el asunto. Así pues, los vecinos, alguno de ellos víctima de alguna paloma cagona, premiaban con insultos a la "generosa" colombófila, a la que, por lo visto, las palomas no obsequiaban con sus detritus. Que los bichos se comunican entre ellos es un hecho, y que entienden el tañido de los relojes y de los campanarios, también.

Con precisión castrense, la bandada de palomas acudía al convite cada medidodía, picoteaban las migajas del suelo, y tal como venían y se comían el pan, desaparecían a echar la siesta, se supone, y a preparar sus bombardeos fecales. Nunca he visto un documental sobre estos bichos repelentes. Hay quien les llama las "ratas" del aire. No es para menos, si su ropa ha sufrido el lamparón colombófilo. ¿Se dirá así?

Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

Antón Miralles

Bilbao, 1954. Resultó ileso tras pasar más de diez años en un colegio de jesuitas, la mili obligatoria en el moro, un par de decenas de años en la banca y otro Antondecenio en varias profesiones honestas. Deportista voluntarioso, lector empedernido, viajero entusiasta, melómano -rock setentero principalmente- y ateo gracais a Dios. Dni a parte, el único carnet que ha llevado alguna vez ha sido el de socio del Athletic Club de Bilbao. Integrante de los tristemente célebres "cinco millones", ha comenzado a escribir para labrarse un futuro próspero y recolectarse algo de "fondos" para la vejez, que está a la vuelta de estas páginas. Su único propósito es entretener, dice. Las obras maestras ya las han escrito otros.

(Esta opinió que llegiu es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en esta pàgina).

L'article té 233 lectures

Biar Digital no subscriu necessàriament les opinions dels seus col·laboradors i col·laboradores.

Pots enviar els teus escrits juntament amb alguna fotografia a Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la..

(Aquesta informació es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en aquesta pàgina).