Previous ◁ | ▷ Next

"La Guerra del 36 y antes y después en Biar (2ª parte)", per Just Román Soriano

En el Plàtano (1930) En el Plàtano (1930)

Durante la guerra algunos propietarios abandonaron sus tierras y El Comité formado por los sindicatos y los partidos de izquierda se incautaron de sus propiedades, también la de otros propietarios y las tierras fueron cultivadas intensamente por El Comité y los sindicatos, también se incautaron del cine Moderno; terminada la guerra estos propietarios agrícolas recibieron con creces lo perdido, sus almacenes y cuadras estaban repletas y el cine Moderno había atendido y cancelado la hipoteca.

Consulteu la primera part de l'article.

A mi abuela Fausta, que era una santa y una gran terrateniente que hizo mucho por los pobres nadie la molestó, siguió cultivando sus tierras. A partir de los catorce años todos los biaruts eran empleados por El Comité y se les daba de alta en la seguridad social de la época, el Sovi; se hizo trabajar a todo el mundo, incluso a “els sinyorets,” algunas personas que en aquella época habían estado de alta sólo unos días, cobraron tiempo después el seguro de invalidez, y el de jubilación, el Sovi a los 65 años por haber cotizado entonces, entre ellas mi prima María Vicenta Román, cincuenta años después . El Comité compró herramientas agrícolas novedosas y la agricultura floreció y se lograron cosechas importantes, también proliferaron las obras ,el camino de El Camp de Mirra empezaron a convertirlo en carretera, la actual carretera de Banyeres casi se terminó entonces, era una senda, la senda del cementerio, la convirtieron en camino, estaba rodeada de huertas y nadie cedía ni un centímetro, antes de la guerra fue imposible convertirla en camino; la actual avenida de Alicante y la de Villena, durante muchos años llamadas La Desviación se realizó entonces, la obra del asilo casi toda se realizó durante aquella época de guerra, también se hizo alguna nueva fuente en la calle.

El Alcalde republicano José Hernández Parra fue excepcional, un gran gestor de la situación, hombre inteligente y valiente, también la mayoría de los que le rodeaban y mandaban, (a uno de ellos, José María Payá, le tuve de jefe años después), no olvidemos que había un estado de guerra; el Ayuntamiento tenía dos camiones y el Alcalde salía del pueblo con ellos a traer alimentos, haciendo intercambios, aceite de Biar ante todo, también era corriente la matanza de acémilas viejas traídas de fuera de Biar ,para carne; durante la guerra hubo carestías de muchas cosas, incluso empezó a faltar la madera para las cajas de difuntos y empezaron a gastar las tablas del castillo de fiestas de mayo, también del órgano, no había dinero y se hicieron vales-dinero locales. Antes de terminar la guerra la radio de Franco dijo que no reconocería el valor de determinado dinero de la república, un tío abuelo mío que había prestado dinero con hipoteca a una asociación importante de Alcoy, se le pagó y cancelaron la hipoteca con este dinero pocos días antes de terminar la guerra, lo que le costó la vida pues de esa renta vivía en su vejez y terminada la guerra ese dinero no tenía valor, también se exigió por los vencedores a la gente tras la guerra, que entregaran todas las monedas que tuvieran de oro, que se cambiaban por billetes.

Representació

Components d'una obra de teatre en suport a la causa republicana

La Iglesia Católica fue frontalmente contraria a la República, en las iglesias se le decía a la gente que al Rey lo ponía Dios por lo cual votar contra el Rey era votar contra Dios, en las monedas se leía Alfonso XIII por la gracia de Dios y algunos obispos se declararon como contrarios a La República con escritos extremistas. La República era extremadamente laica y había dictado leyes muy contrarias al estatus privilegiado de La Iglesia; se prohibieron las procesiones, no sé si en toda España, el motivo era evitar que se ejerciera violencia por parte de los exaltados de una y otra parte, se le quitó a la Iglesia la aportación económica del estado, y comenzada la guerra el clero fue considerado contrario a la República, así que el clero corría peligro, pues en los primeros momentos de la guerra gente incontrolada los fusilaba, también a otras personas de derechas, se llamaba paseo; acudían las autoridades y los llevaban a los cementerios; en el puerto de Biar aparecieron un día tres muertos fusilados que fueron llevados al cementerio e identificados, no eran de Biar, nadie de Biar fue fusilado entonces. Igual ocurrió en la llamada zona nacional donde triunfó el golpe de estado, fusilaban a trabajadores sindicalistas y políticos republicanos ,los llamaban paseos, pero los enterraban donde los fusilaban, en las cunetas, por eso hubo tantos desaparecidos; para protegerlo nuestro alcalde metió en el taxi de Biar al vicario Martínez y lo llevó a su pueblo, Alfafara, donde pasó escondido toda la guerra; esto último me lo dijo años después el alcalde de este pueblo; el párroco de Biar se fue al ejército republicano y me dijeron que fue comisario de guerra, con la paz volvió a Biar, después se fue a Alcoy aumentando de categoría, se llamaba Torregrosa de apellido; un joven de Biar, falangista emigrado a Madrid con su familia, pariente mío, le pilló el golpe de estado en Biar y le encarcelaron en la casa de los Ferrís, deshabitada e incautada por El Comité, pues eran conocidas sus actuaciones de llevar jóvenes de Biar a Madrid, para realizar acciones contra las manifestaciones de los sindicatos de izquierda, y como se exhibía en el balcón provocativamente, el alcalde y un concejal lo llevaron a Madrid en taxi y se lo entregaron a su padre, después de la guerra fue divisionario azul en Alemania y fue a Rusia a luchar contra el comunismo, allí cayó Esmeraldo, guardia municipal, otro biarense, J. Ortín que también estuvo allí volvió con vida. Se dice que al principio de la guerra vinieron a Biar unos exaltados buscando a alguien a quien fusilar y el alcalde supo evitarlo hábilmente ofreciendoles una francachela.

04

Durante la guerra, en el frente había juntos algunos jóvenes biaruts en la misma unidad, uno de ellos se pasó a los nacionales, poco después la unidad fue bombardeada y hubo varios muertos, y a este se le echaba la culpa por haber dado los datos de la posición, al día siguiente con rabia mandaron un escrito al alcalde de Biar pidiéndole que quemara la casa de los padres del desertor, hombre de derechas, después alcalde de Biar, el alcalde José Hernández Parra no lo hizo, terminada la guerra el escrito que había caído en manos de un traidor, se lo entregó a los franquistas y aquellos soldados fueron enviados a campos de trabajo donde estuvieron muchos años pagando caro lo que escribieron. También se cuenta, pero con datos inciertos, que durante la toma de Teruel por los republicanos los bancos fueron asaltados y unos soldados biaruts juntaron mucho dinero, se dice que estaban por las calles tirados en el suelo, uno de ellos que se le había dado permiso para ir a Biar se hizo cargo del dinero de todos para repartirlo cuando se pudiera, pero no cumplió con lo decidido y se dice que un día se lo cargaron en el frente ¿?. Tras la guerra una familia de Biar sorprendió al vecindario pues tenía dinero abundante, increíblemente, se pensó que era el dinero de aquellos soldados.

Un comerciante de Biar, durante la guerra, empleó como contable a un quintacolumnista que por las noches escribía consignas en las paredes de las fachadas, algunas las recuerdo, fue descubierto y los dos fueron encerrados y mandados a Alicante, sin grandes consecuencias para el comerciante.

Mi abuelo Justo, El Gat d’Ontinyent, gran corredor como toda su descendencia, durante la guerra, fue sorprendido hablando mal de La República en el paraje entonces de moda de El Perino, “un bon carasolet” donde iban a sacar agua del “minaet” que vertía en la “bassa” allí existente, hoy todo enterrada por haberse secado y resultar peligrosa, y le encerraron unas horas en la cárcel del pueblo.

El Papa de la época deseaba la neutralidad de la Iglesia hacia los contendientes de la guerra, algún obispo también, pero la gran mayoría del clero fue totalmente franquista. Muchos años después en Castellón reunidos los obispos españoles se plantearon pedir perdón al pueblo español por no haber sido neutrales, declarándola cruzada, la mayoría estaban de acuerdo pero se necesitaba mayoría de las tres cuartas partes para decidirse esto, que no se logró. Sacerdotes vascos republicanos fueron encarcelados y algunos fusilados por los franquistas durante la guerra, por ser favorables a la república. Recuerdo que vi una película en Francia en los años sesenta en la que en un patio de un gran convento se fusilaba a gente de izquierdas y los curas estaban de espectadores y se les veía disfrutar del espectáculo, y uno de ellos que protestó ante los mandos del ejército, fue llevado ante el pelotón de fusilamiento junto a los de izquierdas y fue fusilado también.

Cerca del final de la guerra en el término de Biar se estuvo construyendo un campo de aviación, allí acudieron las últimas quintas llamadas a filas a trabajar, nunca entraron en Combate.

En los últimos días de la guerra pasó por Biar el gobierno republicano que pararon en la casa del marqués de Villagracia, incautada, de allí partieron hacia Elda, y desde allí en avión hacia el exilio en Argelia. Esto me lo dijo un niño de Biar que lo vio.

Durante la guerra, Madrid fue bombardeada todos los días por cañones situados al norte de la ciudad, ocupado por los franquistas y para proteger a los niños, estos fueron evacuados a pueblos de la zona republicana más seguros y Biar se hizo cargo de una buena colonia de ellos, que fueron alojados en grandes caserones de terratenientes que no residían en Biar o habían desaparecido y pasado a la zona nacional, uno de estos niños volvió a Biar muchos años después, desde Venezuela y en Biar se casó, puso una fábrica de tubos de plástico y aquí murió, Campos de apellido. Una niña también se quedó y casó en Biar donde vivió muchos años.

06

Just Román Soriano (1939)

Un día durante la guerra fue bombardeado el mercado de Alicante por la aviación de Franco, por la mañana y murieron más de trescientas personas y a Biar nos trajeron una colonia de niños creo que de Villafranqueza, para protejerlos.

Ante la necesidad de tener dinero durante la guerra, para pagar sueldos, un día se subastaron los muebles de casas incautadas y aquellas autoridades que tomaron parte en la recogida de muebles y luego los ofrecieron a los mejores postores, fueron duramente condenados a cárcel. Los compradores fueron tras la guerra desposeídos de estos muebles sin indemnizarles. Es curioso que la gran mesa del comedor de “El Secanet” en la sala del ayuntamiento se encuentra. Tras la guerra, al veterinario se le expoliaron sus muebles, entre ellos un piano.

Una canción vulgar con el Himno de Riego (nacional durante La Republica) cantado por la izquierda:

Si los frailes y monjas supieran

La paliza que van a llevar

Subirían al coro cantando

Libertad, libertad, libertad 

Una canción vulgar de la derecha burlándose del Himno de Riego:

Si vols sopar en ma casa

Sardines frexides tinc

Escaravats en guisaodo

I de postre l’auela el pessic

          

Un burro tenia en salsa

I una calavera en sémola

Catorze grams de apostema

I de postre l’auela el pessic.

 Justo Román Soriano 20-10-2019

(Este article que llegiu es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en esta pàgina).

Inicieu sessió per enviar comentaris

   yt    

Xarxes socials

BiarDigital "Discúlpame", per Mayte Salguero https://t.co/j2zqxVfAnv
23hreplyretweetfavorite
BiarDigital Valoració dels 100 primers dies de Govern Municipal: Compromís https://t.co/0iWNfYk0uP
BiarDigital Valoració dels 100 primers dies de Govern Municipal: Esquerra Unida https://t.co/LkZYt6UY4d
BiarDigital Els alumnes de l’IES Biar participen en un joc de rol sobre consum responsable https://t.co/2lHuMM5VQ2

Enquesta

Molt positiu - 12.2%
Positiu - 9.8%
Regular - 12.2%
Negatiu - 22%
Molt negatiu - 34.1%
Indiferent - 9.8%

Han votat: 41
Enquesta tancada on: Novembre 11, 2019
Joomla templates by Joomlashine